AMBAR MUÑOZ, la sonrisa permanente

Hay personas que saben sonreír con la mirada. Ambar es, sin duda, una de ellas.

Es impuntual, siempre va corriendo, deja cosas para última hora. Y esto le hace perfecta, sí, porque los que le conocemos le adoramos, por su naturalidad, su positividad, ese humor mezcla del norte y del sur. Esta bilbaína es mamá de 4 niñ@s, trabaja en el área digital de un banco y, por las palabras de su chico, es también una muy buena compañera de viaje.

Ambar atravesó por la peor experiencia de su vida hace sólo un año y medio, cuando su vida y la de sus gemelos prematuros estuvieron pendientes de un hilo. Nunca se me olvidarán aquellas palabras: “Kris, sabía que todo iba a salir bien”. Y así fue. Su fortaleza y optimismo hicieron que hoy esté aquí con esa sonrisa que es su seña de identidad.

Cuéntanos quién es Ambar.
Soy optimista por naturaleza y realista por obligación. Tengo más desarrollada la zona emocional del cerebro que la racional, y lo que más me gusta desde hace un año es la rutina con mi familia. La vi tan lejos…

¿Ser así en que te ayuda en tu día a día?
Lo más beneficioso es disfrutar de las cosas normales, del día a día. Te ayuda a relativizar y a ver el lado positivo de las cosas. Te cambia la visión. No necesito la mejor playa con aguas cristalinas para disfrutar de mis vacaciones, quiero mi playa de siempre, con su agua a veces oscura y fría, pero con mis niños corriendo sanos por ella.

¿Qué opinas sobre el Coaching y sus beneficios para las mujeres?
Para mi el coaching significa tener cerca de ti a la persona que justo necesitas en momentos de bloqueos o cuando quieres conseguir un objetivo. A veces necesitas a alguien que te vea desde fuera, libre de condiciones, y te ayude a seguir tu camino y a hacerlo de la mejor manera posible. Las mujeres tenemos muchas cosas que gestionar y ver el camino más claro ayuda muchísimo.

¿Qué significado tiene para ti Extraordinarias?
Me viene a la cabeza la palabra especial. Hay personas que hacen cosas especiales, otras que viven o sienten de una manera especial… Sea lo que sea es una palabra que me atrae. Es genial que las mujeres podamos conocer a otras Extraordinarias e inspirarnos con ellas.

¿Qué consejo darías a las mujeres para ser un poco más felices?
Que nos liberemos de algunos de los pesos que nos vamos metiendo en la mochila, porque a veces, aunque pensemos que no, se sigue avanzando y más rápido.
Y que valoremos la normalidad, la rutina, porque cuando uno la pierde se da cuenta de lo importante que es y la felicidad que conlleva.

“Porque latimos tres corazones,
sabiendo que si latían no estaban parados,
porque os miro de cerca a los ojos,
y se lee la palabra milagro”
                                                   Ambar Muñoz