Simplemente Marta

Hay personas que llegan a tu vida y no es por casualidad. Son personas que te tocan el alma y te transforman. Hace poco leí que alguien les llamaba “Angeles Humanos”. Marta no lo sabe, pero ella es una de estas personas para mi.
Nos conocimos hace 2 años y medio por el llamamiento “Una médula para Marta”. Yo me encontraba en un mar de dudas superficiales y problemas insustanciales. De esos que te roban el tiempo y la energía en vano. Y entonces apareció ella para darme un bofetón (virtual) y redireccionarme con la inercia de aquel golpe.
Su fuerza y valentía me dieron una importante lección y me empujaron a recorrer el camino en el que hoy me encuentro. Por esta y otras muchas razones, Marta es la primera Extraordinaria que quiero presentaros.

MARTA tenía una vida normal: trabajaba, salía con sus amigas, viajaba siempre que podía… Pero hace cerca de 3 años le diagnosticaron una leucemia mieloide aguda y su vida cambió.
El camino no está siendo fácil, pero ella es una auténtica leona, una mujer luchadora, positiva y con un sentido del humor envidiable.

¿Quién es Marta?
Marta es una chica con mucho sentido del humor, familiar, cariñosa, trabajadora y fuerte, pero también muy sensible… Y con mucha suerte al fín y al cabo!

Háblanos sobre la importancia de la mente en este camino.
Es una parte importante. En situaciones así hay que tener cuidado de que no se vuelva en tu contra. Es otra batalla paralela a la del cáncer. Hay que mantenerla a raya si no quieres que se convierta en tu peor enemigo, ya que es la única que puede hacerte desistir y echar a perder todo tu esfuerzo.

¿De dónde sacas toda esa fuerza emocional?
De mi familia, especialmente de una personita muy importante para mí: mi sobrina Ane. Cómo con solo 5 años me decía que me echaba de menos en mis largos periodos en el hospital! Yo sólo pensaba en cómo iba a rendirme… cómo iba a inculcarle los valores de fortaleza, valentía y que en las situaciones complicadas rendirse no es una opción, si cuando creciera iba a descubrir que su tía no hizo lo imposible por seguir adelante y disfrutar viéndola crecer… Eso era algo que me empujaba hacia arriba como nada en este mundo cada vez que bajaba un poco la guardia, porque ha habido días muy oscuros en esta carrera de fondo.
La Fuerza del Amor, lo llamaría yo!

 

¿Imagino que tus prioridades cambiaron?
Totalmente! Yo sólo pensaba en mis cosas: salir, trabajar, estar con mi pareja, amigos… Y después de estar tan cerca de cruzar la línea varias veces y estar tan malita y darte cuenta de quiénes han sido y son las personas que me han apoyado, mi prioridad es disfrutar cada día del regalo que es estar con ellas.
He perdido varios amigos desde el principio de la enfermedad, pero también hay otros que no me han abandonado ni un segundo y personas que me han sorprendido porque no esperas nada y resulta que están para todo.

¿Qué es para tí la felicidad?
Para mi la felicidad es ver a mi familia y amigos felices, con salud, avanzando y disfrutando de todas las cosas pequeñas, que al final son las más grandes… Los pequeños detalles, pero juntos.

¿Qué consejo te gustaría darles a las mujeres?
Que somos más fuertes de lo que creemos. Que por complicada que sea la situación, si existe una posibilidad, sólo una, hay que agarrarse a ella y hacerla tuya, y no rendirse jamás! Los malos días también pasarán.

…………………………………………………………………..

Me gustaría dar las gracias de corazón a toda mi familia y amigos que han estado y están. A mis equipos médicos, enfermería y auxiliares del Hospital de Cruces y del Hospital de San Sebastián, que me han salvado la vida y cuidan de mi continuamente. Y, cómo no, a mi madre, por darme este segunda oportunidad de vivir. Gracias mamá, te quiero!!
Y a ti, Kris, por ser nuestra voz, gracias.

 

Gracias a ti, Marta, mil veces. Eres una inspiración para mi y estoy segura de que para muchas otras mujeres también. Gracias por aparecer en mi vida.

Kris Pergó